Coordinación General
de Educación Media Superior,
Superior, Ciencia y Tecnología
Comisión Estatal para la
Planeación y Programación
de la Educación Media Superior

Canales de aprendizaje

Seguramente muchas veces has tenido que estudiar para algún examen y después de varias horas te das cuenta que no has logrado entender NADA. Esto puede deberse, a que estas tratando de memorizar en lugar de comprender o que el método o estrategia que estas usando para estudiar no es el más adecuado para ti.

Según la teoría de los estilos de aprendizaje, cada uno de nosotros tiene una preferencia de “canal” para asimilar los conocimientos .

Diversos estudios muestran que el 50% de las personas logramos captar, recordar y aprender mejor los contenidos si se presentan de manera visual, ya sea escritos o relacionados con un gráfico o imagen. Pero ¿qué pasa con la otra mitad de la población?.

Si bien todos tenemos en mayor o menor medida los tres diferentes canales para captar la información, siempre hay uno que predomina y conocer cuál es te puede ayudar a encontrar las estrategias de estudio más adecuadas para ti.

Este es el test para conocer el canal de aprendizaje desarrollado por Lynn O´Brien en 1990:


El canal con más puntaje es el que más funciona para ti, a continuación te damos una breve explicación de cada uno y de cómo lo puedes aplicar cuando estudias.

  • VISUALES: son aquellos que comprenden y recuerdan más fácilmente la información si se les da por escrito. Para estudiar, les funciona muy bien hacer mapas conceptuales, buscar imágenes con que relacionar la información y escribir y leer apuntes.

  • AUDITIVAS: les es más fácil escuchar la información que leerla. Por lo general si toman apuntes se pierden, prefieren poner mucha atención a lo que escuchan y tiene una gran habilidad para recordar conversaciones. Su método de estudio puede implicar estudiar en voz alta, pedir a alguien que les explique de manera verbal o bien inventar rimas, canciones o juegos de palabras para memorizar.

  • KINESTESICOS: aprenden a través del contacto directo con los contenidos y las emociones. Pueden fácilmente relacionar los contenidos con el estado de ánimo que les producen, estudian mejor en ambientes confortables y conocidos, muchos de ellos estudian mejor en compañía y optan por visitar museos y experimentar los contenidos.
Arriba